Y ahora, que pasa con imaginateaqui.net ?

Creo que imaginateaqui.net va a ser mucho menos interesante para vosotros cuando “aqui” signifique Madrid, y no Laos, Vietnam o India.

En un par de semanas ordenare las fotos, pondre las fotos que he sacado con la camara digital desde hace cuatro meses y que todavia no he visto, y ordenare un poco la pagina. Pero no creo que escriba mucho mas.

Espero que hayais disfrutado estos meses con mis batallitas. Por lo menos, tanto como yo he disfrutado inventandolas :)

Muchas gracias a todos por vuestro apoyo, comentarios y correos.

Pero, sobre todo, muchas gracias por estar ahi.

Esto se acaba

En doce horas estare en el avion que me llevara de vuelta a casa.

Esta aventurilla de cuatro meses ya casi ha finalizado. Voy a echar de menos esta manera de vivir, pero tambien tengo muchas ganas de volver, hasy un monton de cosas que echo de menos. Cuatro meses han sido suficientes para un primer viaje :)

Una buena amiga de un buen amigo me escribio hace unos dias y me pregunto, entre otras cosas, como me habia cambiado este viaje. Si veia las cosas de otra manera, que cosas iba a hacer distintas a la vuelta. Para averiguarlo voy a necesitar de la gente que me conoce. Vosotros sois los que me encontrareis diferente. O no.

Imagion que habra cosas que ahora voy a ver de manera distinta; cosas que dejare de hacer y cosas nuevas que empezare a hacer. Pero no tengo ni idea de como va a ser.

Va a ser divertido irlo descubriendo.

En Agra, el Taj Mahal

El Taj Mahal es impresionante. No importa cuantas veces lo hayas visto en postales, verlo en directo es espectacular.

Estvue alli a las seis de la maniana, con lo que no habia “muchisimos” turistas. Y mientras esperaba en la cola me encontra con una ex-companiera de curro. Si es que India es muy pequenia

Un viaje en tren un poco estresante

En Rishikesh pase casi una semana. Luego cogi un tren nocturno hasta Delhi. El plan era comprar un billete para Agra, pero entre retrasos y demas la cosa se complico.

Y acabe comprando un billete “sin reserva”. Esto quiere decir que no tienes un sitio asignado en el tren, como pasa normalmente con los demas billetes. Te metes en un vagon especial y, se supone, i hay algun asiento libre puedes pagar la diferencia de precio y cambiarte.

Esto debe de ser la teoria. La practica es que se forma una muchedumbre alrededor de los vagones y cuando abren las puertas, se forma una batalla campal. Gente gritando, dando empujones, pasando a bebes de brazo en brazo hasta algun hueco, etc, etc. El canadiense con el que habia coincidido al sacar el billete y yo conseguimos sentarnos en el suelo, cerca del banio, asi que no estabamos tan mal. Pero nos falta la picardia (o el morro) de los locales. Porque una hora mas tarde eramos los unicos de pie, mientras que el resto estaba (mas o menos) confortablemente sentado en el suelo.

Pero solo fueron tres horas, y nos sirvio para ver un poco mas de India. Y para confirmar que los indios se suelen descontrolar en las aglomeraciones. Y que, mucho karma y reencarnaciones y demas, pero aqui la gente tiene muy mala leche, y generalmente solo miran por su propio bienestar. Al menos en este tipo de situaciones.

Sobre Rishikesh

Rishkesh es una ciudad muy “mistica”. Es un sitio popular para los peregrinos indios, que se desplazan a varios templos muy importantes cercanos al Himalaya. Ah, y se considera la capital mundial del yoga; parece ser que los Beatles vinieron por aqui en los 60 para practicarlo. Esta muy cerca del Himalaya, y aqui el agua del Ganges esta limpia y muy fresca.

Mi intencion era acercarme mas al Himalaya y hacer algun trekking por alli. Pero como todavia estamos en temporada de lluvias, habia habido corrimientos de tierras y algunas carreteras estaban cortadas. Asi que no quise arriesgarme a ir y quedarme atrapado por alli (aunque alguno seguro que lo agradeceria :).

Asiq ue me pase alli casi una semana. A falta de trekkings por montanias lejanas, me converti en un autentico peregrino y me subi cuatro veces a un templo que habia en un monte a 23 km.

El paisaje hasta alli era precioso. Al lado del Ganges (solo hasta la mitad, luego el camino empezaba a tirar hacia arriba). Lo unico un poco desagradable eran los taxis/jeeps que subian llevando a peregrinos mas vagos (o con cosas mas importantes que hacer que perder el tiempo andando) que yo. Aunque lo de tener un monton de taxis esperando para la vuelta se agradecia mucho (otros 23 km hubiesen sido demasiados).

A los largo del camino habia varias colonias de monos de un par de especies diferentes. Estan cerca de la carretera porque la gente suele tirarles comida. Era agradable ver los monos en el camino, hasta que un dia tuve un incidente con uno de ellos. Asi que el resto de los dias me ponia un poco nervioso cada vez que pasaba cerca de ellos.

Y es que iba yo andando tranquilamente, cuando uno de ellos me ataco. Generalmente pasaba cerca suyo, y tambien generalmente, se solian alejar. Pero esta vez vi uno que se me iba acercando, asi que me quede quieto. Seguia acercandose, asi que me di la vuelta y empece a retroceder. No se si esto le envalentono, o decidio lucirse delante de su novia asustando a un humano mucho mas grande que el, pero la cosa es que empezo a trotar hacia mi. Yo, claro, empece a correr cuesta abajo. Y asi estuvimos unos segundos que se me hicieron interminables: el mono persiguiendome, enseniando los dientes y chillando; y yo corriendo mas rapido y llamandole de todo. Hasta que se canso y se dio la vuelta. Yo no me canse tan rapido de correr y, por si acaso, segui huyendo un rato. Luego pare un coche para que me subiese un km hasta que no habia mas monos. Y segui andando.

Esta sesion de pateo/peregrinacion era por las manianas. Por las tardes estuve haciendo yoga con un profesor muy divertido al que no le entendiamos siempre. Pero la gente que controlaba esto del yoga decia que las clases eran muy buenas. La verdad es que me gustaron mucho. Para mi no deja de ser unos estiramientos mas un poco de ejercicio. Por supuesto que sirve para encontrar nuestra paz interior, relajarse y todo eso. Pero como otros muchos otros tipos de ejercicio. Intentare practicarlo a la vuelta.

De Jaisalmer a Rishikesh

Disfrute mucho del viaje de Jaisalmer a Rishikesh, aunque tampoco paso nada apasionante. Puede que fuese porque por primera vez cogi un tren durante el dia.

El viaje empezo con un tren nocturno de Jaisalmer a Jodhpur, desde las 23:00 hasta las 5:00 del dia siguietnte. Y luego termino con el trayecto Jodhpur-Haridwar, desde las 10:00 hasta las 9:00 del dia siguiente.

Escogi un vagon sin aire acondicionado. Esto, ademas de ser mucho mas barato, permite (o mas bien obliga) a ir con la ventana abierta, disfrutando mucho mas del viaje.
Tambien tiene inconvenientes, y es que si cruzas un desierto durante unas cuantas horas en pleno mediodia, aunque vayas en tren, hace mucho calor. !!Y no veas la de arena que entra!! A pesar de ello, fue un viaje muy tranquilo y agradable. Creo que me gusta mucho viajar en tren.

Sobre Jaisalmer

Jaisalmer es una pequenia ciudad, la unica en el Rajasthan en el que el fuerte se sigue utilizando como centro historico, donde sus habitantes continuan viviendo.

Esta rodeada por el desierto. No un desierto de dunas, como lo que nos imaginamos, sino algo mas parecido a los desiertos de los spagetti-westerns (asi que debe ser parecido a Almeria, donde creo que nunca he estado. Si es que no hace falta irse tan lejos).

Si nos olvidamos de las legiones de vendedores que se pegan por separarte de tu dinero, es un lugar muy acogedor. Y es que los vendedores son mas pesados de lo habitual. Una dia entre en una tienda; no compre nada; entre en la siguiente (casi forzado por el chaval vendiendo, ya que si habia entrado en la de su “amigo”, como no iba a entrar en la suya); compre algo en esta tienda.
Entonces el de la primera tienda se pillo un cabreo descomunal, conmigo y con el otro chaval. Que si ahora tengo que comprar en la suya; que si el me habia visto antes.

En los dias que pase aqui me reencontre con mis amigos franceses, Jaime y Albert (Jaime es hijo de una asturiana). Acababan de volver de un safari por el desierto, aunque ellos fueron en la version “Deluxe”. Cervezas frias incluidas, buena comida y demas. No como iba a ser el mio :)
En el safari habian coincidido con tres cordobesas, y comimos todos juntos un dia. Son un encanto. Un poco alocadas, pero un encanto :) (Unas de las desventajas de escribir esto en un sitio publico es que tienes que tener cuidado con lo que dices de la gente con la que te encuentras, ya que pueden leer estas cosas :)

El ultimo dia que pase en Jaisalmer (tras el safari, que comentare mas adelante) conoci a un indio, Kaku, que ha tenido una vida bastante curiosa.
Habia emezado sus “negocios” hace mucho tiempo, siendo uno de los primeros en Jaisalmer en vender hachis (o marihuana, no me acuerdo) a los turistas. Luego habia comprado un hotel, un restaurante, mas hoteles… Hasta que su familia es la duenia de una buen numero de hoteles en Jasialmer. Luego se caso con una americana, emigro a los EEUU, tuvo alli un hijo, se divorcio, se caso con una francesa, vivio en Europa una temporada…
Y hace dos anios volvio a Jaisalmer “de vacaciones”. Ahora pasa cada dia tomando tes y charlando con los amigotes.

Me conto muchas batallitas y me llevo a una piscina natural que hay a unos km de Jaisalmer con sus sobrinos. Alli me pude quitar el calor del desierto que varias duchas no habian conseguido quitar.

Por la noche cenamos con dos chicas de Mondragon que Kaku me habia presentado por la maniana. El acabo la noche bastante borracho (se habia bebido una botella de whiskey de que se yo, mientras yo me conformaba con una cerveza fresquita), asi que terminamos la noche practicando “exhaltaciones de la amistad”: “Tienes que venir a verme”, “Seguro, en breve nos vemos en ?Madrid?, ?Jaisalmer?, …”

Por la noche cogi el tren nocturno que me llevaria a Jodhpur. Alli cogeria otro tren que, en 24 horas, me dejaria en Rishikesh.

Sobre Jodhpur

La primera impresion que tuve de Jodhpur no fue muy agradable.

Tras un viaje de siete horas en un autbus con goteras, y viniendo de un sitio pequenio y acogedor como Mt. Abu, Jodhpur me parecio ruidoso, sucio y lleno de gente.

Tras una reparadora ducha me parecio ruidoso, sucio y lleno de gente. Pero menos.

El centro historico es muy bonito, con calles tipo bazar, sin ningun orden aparente y llenas de pequenios talleres.

La llaman la ciudad azul por el color que tienen muchas de sus casas, para protegerse del calor y (dicen que funciona) de los mosquitos. Mas concretamente son de color indigo, para aquellos que saben que el melon, ademas de una fruta, es tambien un color.

Pero lo que llama la atencion nada mas llegar es su fuerte. En lo alto de una colina, domina toda la ciudad. Creo que es el fuerte mas bonito de todo el Rajasthan. Desde lo alto de su muralla, a salvo del ruido y del trafico, es mas facil apreciar la belleza de esta ciudad.
Creo que empiezo a ver un patron en muchas de las ciudades de Delhi. Son mas bonitas cuando las ves desde lo alto.

De safari en dromedario por el desierto

Buenas.

Los proximos tres dias voy a estar de safari en dromedario por el desierto. Ya os contare que tal.

?Alguien sabe como se dice dromedario en ingles? Porque creo recordar que solo existe “camel” para referirse al camello y al dromedario. Estos ingleses andan un poco excasos de vocabulario, me parece.

Hasta el miercoles

Sobre Mount Abu

Mnt. Abu es muy parezido a la Pedriza.

Los que vivis en Madrid la conocereis. Es un parque natural, caracteristico por sus enormes formaciones de granito. Un sitio genial para practicar la escalada en adherencia.

Pues bien, Mnt. Abu es la Pedriza india. Tiene tambien una roca en forma de tortuga (que se parece mas a una tortuga que la que hay en Madrid).

Es un lugar de vacaciones para los indios. Como esta a 1500 metros de altura, es mas fresco que el resto de Rajasthan (hasta he dormido con camiseta!!). El paisaje es muy bonito y, para variar, tenemos un lago en el medio del pueblo. Alli los indios alquilan pedalos, se sacan fotos, comen helados… Es muy divertido verlos como turistas.

Uno de los dias que estuve alli me apunte a un tour que nos llevaria de vuelta por los sitios mas interesantes. Como era el unico occidental de mi autobus me pude deleitar con las explicaciones en hindu del guia, que sonaban muy interesantes.
Me hizo mucha gracia cuando al final me pidio la “tarifa extra para el guia”.

A pesar de no entender nada, lo disfrute mucho. Estuvimos en los templos de Delawara (Nota: Todos los nombres que aparecen en estas paginas, generalmente los escribo de memoria. Y lso que me conocen ya saben cuan de fiable es esta).
Estos templos tienen unos detalles tallados en marmol espectaculares.

Tambien estuvimos en el punto mas alto del Rajasthan. No os emocioneis, solo son 1700 metros, pero se agradecia el fresco.

Tambien visitamos los cuarteles generales de “Prajapita Brahma Kumaris Ishwariya Vishwa Vidyala” ( www.bkwsu.com ). No tengo muy claro lo que es, pero parece una especie de religion, o filosofia de vida, que pretende unificar (o que contempla unificar) todas las religiones.
El centro era bonito, con muchos jardines muy bien cuidados y gente vestida con algo parecido a unas chilabas blancas inmaculadas.
Ah, y tenian unos columpios y toboganes que creo que estaban destinados para ninios. Pero alli se subieron todos los indios, disfrutando como enanos, columpiandose, sacandose fotos a escondidas (no se podia sacar fotos en el centro). Y como siempre tengo muy presente el “Donde fueres, haz lo que vieres”, alli que me uni a ellos.
Fue toda una experiencia volver a subirse a un columpio. De pequenio, creo que se me revolvia menos el estomago, y eso que seguro que cogia mas velocidad y altura.

Si al final va a ser cierto que hay cosas que de mayores ya no podemos hacer. Aunque no me lo termino de creer.