De nuevo en Phnom Penh

Tras otra maniana en la playa de Sihanoukville viendo el amanecer, echando una carrerita y dandome un chapuzon, cogi el autobus de vuelta a Phnom Penh.

Pase la tarde paseando, apreciando un poco mas la ciudad. Es curioso como cambia una ciudad la segunda vez que la visitas, aunque la primera visita haya sido de un dia, y solamente hayan pasado un par de dias desde esta.

De repente, todo lo que parecia amenazante deja de serlo. Ahora ya sabes lo que cuestan las cosas, asi que te puedes permitir broemar (o intentarlo hasta donde da de si el ingles de tu interlocutor) con los conductores de motos y tuk-tuks.

Por la noche, estaba buscando un sitio para cenar, cuando me encontre con dos caras conocidas: !!Billy y Bobby!! !!Los tres mosqueteros se juntaban de nuevo!! Esta vez acompaniados de Chana y Fiona, dos chicas australiana y holandesa respectivamente.

Por la noche conocimos a Antoine, un frances de Niza muy interesante. Llevaba unos tres anios viajando por el mundo, sacando las fotografias mas increibles que he visto en mucho tiempo. Ya pondre alguna por aqui cuando las mande. Igual dentro de unos anios puedo decir que conozco a un fotografo famoso.

La maniana siguiente la pasamos en el mercado ruso, otro mercado mas a apuntar enm la lista de visitas.

A la hora de comer empezo a llover de la manera en la que llueve aqui cuando las nubes se ponen a ello. Hasta aqui, todo normal. Hasta que vimos a un grupo de ninos que, poniendose en pelotas, se estaban aprovechando de no tener nada que mojar, y se dedicaban a correr por las calles bailando bajo la lluvia y disfrutando como los ninios que son.

Comments are closed.