Primeras horas en Delhi

Recuerdo haber escrito sobre el ruido y la suciedad de Bangkok, e incluso, de Hanoi. Lo retiro, y mis disculpas.

Delhi esta sucia y es ruidosa. Muy sucia y muy ruidosa. Creo que todavia no han pasado mas de 30 segundos sin dejar de oir un claxon desde que llegue.
Imagino que tiene que ver con el hecho de que haya tanta gente viviendo junta, aunque quizass tambien haya causas culturales. No he visto tanta gente meando en la calle desde, por lo menos, por lo menos, las fiestas de Bilbao. (Actualizacion: Un indio me ha contado un dicho que hay en India: “En India cualquier sitio es un retrete, cualquier hora es la hora del te”).

Es muy divertido encontrarse vacas sagradas en medio de la ciudad, moviendose a sus anchas. Aunque, si yo fuese una vaca y tuviese libertad total de movimientos, saldria de Delhi en un santiamen. Sorprendentemente, a pesar del ruido y del trafico que pasa esquivandolas por milimetros, no parecen muy estresadas. Tendre que preguntar a mi hermana (biologa) si se sabe algo sobre especial capacidad de abstraccion de estos animales.


Ha sido una gran idea (gracias, Copi) empezar este viaje por el sudeste asiatico y terminar en la India. Venir aqui directamente podria haber sido muy duro. Por ejemplo, los conductores/vendedores callejeros: ya he sobrepasado el nivel en el que me podria agobiar con ellos. Ahora, puede ser incluso divertido. Sobre todo, cuando me canso de que me den la vara, y me pongo en su papel a hacer preguntas.

Yo: “My friend, where are you from?”
Conductor: “Eh… India”
Yo: “Beautiful country, India. Very beautiful. I have one friend living there. How long have you been here?”
Conductor: “…”

Una novedad de los vendedores indios con respecto a los sudeste-asiaticos (perdon por la patada al diccionario) es que los primeros parece que siempre tienen un amigo en la capital del pais del que procedes.
Asi, he conocido a indios con amigos en Ecuador (en su capital, claro, Sevilla); en Peru (en su capital, Zaragoza); en la Tierra Media (en su capital, Isengard); y hasta en Bizkaia (por supuesto en Romo, su capital).

Si que viajan los indios, si.

En fin, tras un dia caotico en Delhi, maniana (esto esta escrito a mano antes de pasarlo en ordenador. Ya estoy en Jaipur) por la maniana marcho hacia Jaipur en compania de dos franceses que conoci en el avion. Como tengo que volver a Delhi para coger el avion de vuelta a Madrid, ya tendre tiempo de visitar con mas calma este caos.

One Response to “Primeras horas en Delhi”

  1. Hola Gaizka!! Namasté!
    Tremenda descripción de Delhi! Me lo había advertido Provash, que era como el Cairo pero a lo bestia, y con bestias (usease, las vaquitas y demás) por la calle…pensé que exageraba pero ya veo que no…
    Está bien que nos vayas contando para ir abriendo boca…
    Veo que te vas hacia el Rajastán.Y después? has pensado ya el planing? Nosotros llegamos a Delhi el 9 y allí nos quedamos en casa de Povash (si coincides por ahí, te vienes tb) Etamos pensado en ir una semana al norte a Cachemira (Leh, Jammu, Srinargan (lago)…) pero la situación es un poco inestable, no? a ver si te puedes enterar de algo, tú que estás por ahí integrado con los indios.
    Te seguimos!
    Besos
    Ganesha

    Por cierto, tu estrategia de invertir papeles, no falla!! es lo mejor y más divertido que se puede hacer para quitártelos de encima.

  2. Hola Gaizka!
    Menos mal que te tenemos para ir preparandonos de lo que nos espera! Como te ha dicho Nat, llegamos el lunes, aun no sabemos que vamos a hacer!!! Esto es un poco caos pero asi es la india, no?

    A ver si coincidimos!

    Besotes

    Ainhoa