Sobre Mount Abu

Mnt. Abu es muy parezido a la Pedriza.

Los que vivis en Madrid la conocereis. Es un parque natural, caracteristico por sus enormes formaciones de granito. Un sitio genial para practicar la escalada en adherencia.

Pues bien, Mnt. Abu es la Pedriza india. Tiene tambien una roca en forma de tortuga (que se parece mas a una tortuga que la que hay en Madrid).

Es un lugar de vacaciones para los indios. Como esta a 1500 metros de altura, es mas fresco que el resto de Rajasthan (hasta he dormido con camiseta!!). El paisaje es muy bonito y, para variar, tenemos un lago en el medio del pueblo. Alli los indios alquilan pedalos, se sacan fotos, comen helados… Es muy divertido verlos como turistas.

Uno de los dias que estuve alli me apunte a un tour que nos llevaria de vuelta por los sitios mas interesantes. Como era el unico occidental de mi autobus me pude deleitar con las explicaciones en hindu del guia, que sonaban muy interesantes.
Me hizo mucha gracia cuando al final me pidio la “tarifa extra para el guia”.

A pesar de no entender nada, lo disfrute mucho. Estuvimos en los templos de Delawara (Nota: Todos los nombres que aparecen en estas paginas, generalmente los escribo de memoria. Y lso que me conocen ya saben cuan de fiable es esta).
Estos templos tienen unos detalles tallados en marmol espectaculares.

Tambien estuvimos en el punto mas alto del Rajasthan. No os emocioneis, solo son 1700 metros, pero se agradecia el fresco.

Tambien visitamos los cuarteles generales de “Prajapita Brahma Kumaris Ishwariya Vishwa Vidyala” ( www.bkwsu.com ). No tengo muy claro lo que es, pero parece una especie de religion, o filosofia de vida, que pretende unificar (o que contempla unificar) todas las religiones.
El centro era bonito, con muchos jardines muy bien cuidados y gente vestida con algo parecido a unas chilabas blancas inmaculadas.
Ah, y tenian unos columpios y toboganes que creo que estaban destinados para ninios. Pero alli se subieron todos los indios, disfrutando como enanos, columpiandose, sacandose fotos a escondidas (no se podia sacar fotos en el centro). Y como siempre tengo muy presente el “Donde fueres, haz lo que vieres”, alli que me uni a ellos.
Fue toda una experiencia volver a subirse a un columpio. De pequenio, creo que se me revolvia menos el estomago, y eso que seguro que cogia mas velocidad y altura.

Si al final va a ser cierto que hay cosas que de mayores ya no podemos hacer. Aunque no me lo termino de creer.

Comments are closed.